Sylvester Stallone ha comenzado una batalla legal con Warner Brothers alegando que las ganancias de su película Demolition Man publicada en 1993 fueron ocultadas intencionalmente.

 

La demanda por fraude fue presentada el miércoles 12 de abril por el actor y su compañía Rogue Marble.

 

“Los estudios cinematográficos son notoriamente codiciosos. Esto implica una falta de honradez absoluta y obviamente intencional perpetrada contra un talento icónico internacional”, cita la demanda.

 

Se desconoce la cantidad que el actor pide a la productora a fin de reparar su falta por el supuesto incumplimiento contractual y daños mayores por fraude.

con información de sdpnoticias.com

Comentarios

Comentarios