Por Lexxon/OPINIÓN

Loma Bonita, Oaxaca.- Roberto Reyes Álvarez, hermano del cacique local Felipe Reyes, es ahora el secretario municipal en turno, su presencia no es mera coincidencia, su hermano, en una jugada de control extremo, lo impuso por sobre las necesidades de Nahim, chamaqueado y con las manos abajo.

Entre todas sus atribuciones hay una importantísima: es la voz en el cabildo, pero sobre todo, es quien da Fe de los hechos en las actas municipales de cabildo, documentos donde se refleja la vida política las decisiones neurálgicas de nuestro municipio.

Ahí, Roberto Reyes toma nota cautelosa y analíticamente de cada paso, de cada voto, de manera que sin lugar a dudas, pone al tanto a su hermano y diputado federal Felipe; es una manera de control por sobre el equipo perredista, es una cadena de mando literal, donde si se jala de ella se llega a quien es considerado el verdadero manipulador de la jugada de gobierno en el ayuntamiento.

Su contacto diario con la ciudadanía, con cada una de las direcciones y con los regidores hace este puesto idóneo para que se tenga acceso a la información privilegiada, sin embargo, aquí han caído en aparentes excesos; se dijo que el secretario municipal despachaba en la presidencia municipal en ausencia del titular ejecutivo, lo que es un claro desacato a las leyes emanadas de la Ley Orgánica Municipal del Estado de Oaxaca, donde se estipula claramente que solo los regidores pueden despachar en ausencia del presidente en su ausencia, y se toma esa importante decisión en cabildo, frente al secretario municipal.

Dada la importancia de este puesto es significativo el entender porque Roberto Reyes está ahi, si bien puede también si así quisiera, manipular las actas de cabildo para poder crear algunas “correcciones” de palabra, o incluso una letra, lo que ocasiona que se cambien el significado total de la oración que englobe.

Por esto, es importante que el Presidente municipal tenga a las personas de su total confianza, y en este caso, sentimos que camina de la mano de quien en alguna ocasión en una sesión de cabildo expresó “caminamos junto al enemigo” donde no le deja llevar a cabo esa función tan vital para lo que según los resultados de las votaciones fue electo, y no su diputado federal Felipe Reyes Álvarez.

Comentarios

Comentarios