El Piñero/PIÑATAZO

Loma Bonita, Oaxaca.- La situación que existe en el H. Ayuntamiento de Loma Bonita no ha sido favorable para la buena convivencia entre quienes, desde distintas áreas, acarician el poder. Y es que desde que Nahim dijo que “huarachudos tienen mejores camionetas que yo”, la relación entre regidores y el secretario municipal se ha tensado.

Las rupturas entre los militantes y los representantes del partido amarillo han sido notorias, por ende el palacio municipal se ha convertido en un ring de enemigos públicos y donde el fuego amigo se ha desatado sin que exista mano firme de Nahim Morales, quien, para su mala fortuna, no tiene autoridad para establecerla.

Es así que en un espacio abierto y sin tolerancia se han exhibido riñas entre los felipistas y los perredistas, quienes se han peleado con la buena convivencia, ya que todos quieren mandar y todos quieren construir sus propias políticas, algunos, sin conocerlas.

Tal fue el caso de Sofía Velasco Pacheco, Regidora de Hacienda y Obras Públicas, quien sostuvo una bochornosa discusión con el hermano de Felipe Reyes, Roberto Reyes quien funge como Secretario Municipal, el cual le arrebató de las manos el control del recurso de la gasolina que a diario se maneja para los vehículos del ayuntamiento, siendo este un cargo muy eficiente ya que a diario se despachan miles de litros.

Una fuente confiable al interior del Ayuntamiento estableció que dicha cartera le fue quitada a la  regidora ya que realizaba un mal uso, por lo que Felipe Reyes ordenó que esa comisión pasara a manos de su hermano, motivo que provocó que Sofía Velasco se molestara y le gritara al Secretario Municipal, diciendo que ella no se volvería a parar por el palacio.

Por otra parte y tono de revanchismo, Nahim Morales ordenó reasignar los 42 espacios del corredor turístico comercial, por lo que muchas personas fueron expulsadas, mientras otras más fueron favorecidas para ocupar los locales.

Y es que, según Nahim Morales, la asignación que se había realizado en la administración de Cesar Benítez Chaparro se definió de manera directa y se eligió a familiares y amistades de su conveniencia, por lo que optó por remover a todos los perredistas y amigos beneficiados para ahora colocar a sus allegados, entre los que figuran uno de sus hermanos, que es comerciante, y una media hermana de Felipe Reyes.

Mismo fue el caso que sucedió con los locales que se instalaron a un costado del renovado parque “Benito Juárez”, los cuales ya habían sido asignados en el trienio de Benítez Chaparro y de igual manera fueron echados a un lado ahora por el actual presidente quien se encuentra al mando de su manipulador Felipe Reyes.

Comentarios

Comentarios