El Piñitas

Loma Bonita, Oaxaca.- Algo que no cambiará y que seguirá siendo la ruta del negociazo común en el Ayuntamiento Lomabonitense es el ramo de la construcción pública, esa que ha saldado grandes ganancias y que ha hecho millonarios a más de uno… de la noche a la mañana.

No obstante, en la víspera de la priorización de obras -que muchas de ellas ya están comprometidas- ya existen también constructores comprometidos, muchos de ellos bastante conocidos que en los últimos trienios perredistas se “adueñaron” de la obra pública.

Y si decimos constructores, no son quienes integran el honorable cuerpo de albañiles, sino de quienes en verdad sujetan los recursos para echarlos a sudar y “diezmarlos”. Son menos de cinco y no es difícil identificarlos, están a la vista y pueden, en cualquier momento, subirse al ring de las elecciones, claro, por el PRD.

Empero existe la posibilidad de que unos más se sumen al catalogo de constructores. Y es que, en las últimas semanas, ha sonado muy fuerte el arribo de otro que vendría con beneplácito del nuevo presidente. Y suena bien, darle diversidad, otra visión, otro sesgo a la política de la obra pública, al menos de forma porque el fondo ya se conoce.

Si algo puede imprimir Nahim a su nuevo gobierno es la variedad, pero suena difícil sabiendo que las grandes obras estarán sujetas a Felipe Reyes, a su gente, a sus amigos y compadres, uno de ellos Amador Jara que, a través de Paco Niño, ya olfatea esos recursos que huelen a complicidad y, como identificó Javier Corral  a Gabino Cué, a “rateriaje”.

LA FAMILIA ENQUISTADA

¿Sabe usted qué regidor logró meter a casi toda su familia al Ayuntamiento de Nahim (claro, con anuencia de Felipe Reyes)?

Comentarios

Comentarios