La liberación de la hormona cortisol, provoca la acumulación de grasa corporal

La obesidad se produce por distintas razones, como una dieta inadecuada, sedentarismo o diversas enfermedades; sin embargo, hay otro factor que si bien ya se había relacionado, recientemente se ha confirmado: el estrés crónico.

 

Investigadores de la University College de Londres (Reino Unido), han confirmado que padecer estrés crónico, sí provoca obesidad, debido a la liberación de la hormona cortisol.

 

Sarah Jackson, autora principal del trabajo, indica que al estar bajo una carga fuerte de estrés, se libera la hormona cortisol, la cual está implicada en diversos procesos, por ejemplo, la acumulación de grasa corporal.

 

“Además, al estar estresado puede haber más pereza para hacer ejercicio o consumir alimentos más saludables”, indicó.

Los estudios

 

Este descubrimiento fue posible gracias a las pruebas que se les realizaron a hombres y mujeres mayores de 54 años, durante seis años.

 

Al inicio y término de la investigación, los investigadores recolectaron muestras de cabello  de los participantes para examinar sus niveles de cortisol.

Los resultados

 

Cuando se analizaron los datos obtenidos, se encontró que quienes tenían mayores niveles de cortisol, eran aquellos con obesidad o mayor índice de masa corporal (IMC).

 

Pese a lo obtenido, los especialistas indicaron que sus resultados no son definitivos, ya que para el estudio se seleccionó a gente de raza blanca, por lo que los resultados pueden variar en la población.

 

(Con información de El Universal)

Comentarios

Comentarios