México.- Los silbantes lograron su cometido, pues esta tarde la Femexfut anunció que tanto Pablo Aguilar, elemento del América, como Enrique Triverio, jugador de Toluca, han sido congelados de toda actividad futbolística por un año, como resultado de las agresiones cometidas por los susodichos en contra de los de negro

Esto se da a consecuencia de la apelación interpuesta por el gremio arbitral, ya que derivada de esta, la Comisión de Apelaciones revirtió las sanciones impuestas por la Comisión Disciplinaria, es así que ambos jugadores se verán impedidos de desarrollar su profesión por un periodo de doce meses, así mismo, se hicieron acreedores a una multa de 450 UMAS por haber infringido el artículo 18 inciso n) del Reglamento de Sanciones.

 

Estaremos en espera de las declaraciones oficiales que realicen las dirigencias de los conjuntos afectados o incluso los propios futbolistas.

con información de sdpnoticias.com

Comentarios

Comentarios