*Urge un plan de vialidad

Redacción El Piñero

Loma Bonita, Oaxaca.- Las piedras que quedaron regadas en el crucero principal de Loma Bonita, tras la conclusión de la rehabilitación por parte de la empresa Ferrosur, jugaron una mala pasada al conductor de una camioneta cherokee, evitando que ‘literalmente’ cruzara hacía el centro de Loma Bonita.

Las llantas del vehículo fueron víctimas de la piedras regadas y del exceso de las mismas en el crucero lo que hicieron que se amarraran y así ya no pudiera avanzar.

Por fortuna el conductor fue auxiliado por civiles que pasaban por ahí.

Este hecho es apenas un ejemplo de todos los accidentes que se pueden ocasionar después de la rehabilitación del crucero, la cual sólo beneficia el tránsito del Ferrocarril, pero causa problemas y pone en peligro  a los peatones, motociclistas, ciclistas y automovilistas.

 

Comentarios

Comentarios