OAXACA, PORTADA

Gobernador, solo hay uno en Oaxaca; la visita de Cienfuegos

LA X EN LA FRENTE/Moisés MOLINA

Oaxaca, México.- Empiezo este, como se deben comenzar este tipo de textos que quieren dejarlo cosas en claro, al menos, para quienes no las tienen así.

ALEJANDRO NOS ESTÁ DEVOLVIENDO OAXACA.

Y es que Oaxaca dese hace mucho tiempo de ser de los oaxaqueños, los que con su trabajo honesto y sufrido la enriquecían y le daban prosperidad comercial.

Cuándo comenzó Oaxaca a ser materialmente pobre, en los últimos tiempos?

Cuando los ciudadanos,equivocadamente, creyeron que el gobierno tenía que repartirles riqueza, alimento, empleo, solucionar los problemas de sus pueblos o sus colonias. Y los gobiernos aceptaron gustosos este desgastado trato a cambio de la propiedad de las vidas de los oaxaqueños, sellando una especie de pacto de fidelidad elctoral con sangre.

“Yo te entrego en la mano tus satisfactores; tú me entregas en la urna tu voto y con tu voto presupuestos, de los que no tienes derecho a preguntarme en su destino.. Cómodo consenso que, en estados como Oaxaca resulta negocio redondo, cuando además se inventan nuevos y  diferentes estímulos pecuniarios casi al momento de votar.

PATERNALISMO se le llamó en el país desde hace mucho tiempo y en Oaxaca, nuestros pueblos no han encontrado una manera más cómoda y menos sufrida de dar a comer a sus familias. Y te doy de come (Ahí tú ves si aprendes a pescar).

Independientemente de los avances de los programas federales el encuentro de soluciones y alternativas, Oaxaca sigue siendo Oaxaca y aún no deja de respetar y venerar al cacique. Al único ser humano digno de la confianza para vivir igual, ya ni siquiera mejor.

Oaxaca ama a sus verdugos y los defiende.

Se superponen a una estructura formal, política, reconocida en la ley y enemiga de monopolios y poderes fácticos de cualquier tipo.

Es una estructura que empieza por el crimen organizado y tiene su legitimación en el poder político “democráticamente” conquistado  por el voto popular, “libremente expresado” en el proceso electoral o en las asambleas en municipios “cerrados” a los Partidos Políticos.

Nuestra desgracia institucional tiene origen. Se trata de que ya no tenga destino. En dos palabras se resume: El poder y el dinero.

Al cacique se le teme. Hombre de horca y cuchillo, sabe qué va a a pasar en las próximas elecciones.

Cuando 570 municipios intentan darle vida a la democracia, en distritos locales y electorales, el ciudadano lo más que puede hacer es callar boca y aceptar de buen grado el dinero bien o mal habido.

En Oaxaca habían estado superpuestos dos poderes que utilitariamente, en algún momento tuvieron que h acer migas y ponerse de acuerdo.

Juego de suma variable: Los caciques ganan; los poderes fácticos ganan también; el ciudadano, sin opción, maniatado.

El Estado, en la pureza de su teoría, no permite poderes  fáctico, pero ¿cuánta de nuestra gente sabrá qué son los poderes fácticos? Tenemos un diseño constitucional de peso y contrapesos donde uno de esos tres poderes, el Ejecutivo, es el único que se deposita en una sola persona denominada Gobertnador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Oaxaca.

No es rey, no es príncipe.

Es quién se encarga de un amplio catalogo que le confieren las leyes.

Oaxaca ha sido principado. Los virreinatos han sentado sus reales y tenemos muchos personajes rindiéndole cuentas a otros de mayor estatus.

En Oaxaca hay cárteles políticos.

La gente lo sabe, pero … la costumbre. Saben que al final habrá balas. Pruebas?

Mencióneme ustedes un lugar del estado donde haya caciques. Poderosos señores que dejan sus tierras encargadas, que tratan las elecciones como divertimentos para la soberbia.

Hoy estamos todos en un barco. Y los mafiosos se mueven más cómodamente en el agua. Es mucho más difícil que alguien mueva las aguas.

Si hay gobernador o no, es lo mismo. No cuenta para ellos. No caminan en la lógica de la administración ni del gobierno. No distinguen una de otro.

Cómodos en las fosas abisales, ganan adeptos y en la embriaguez del poder político y económico se olvidan de todo lo demás.
Dinero , poder; poder, dinero; o … TIERRA.

Hoy tenemos, por primera vez en mucho tiempo, un gobernador totalmente extraño a esta lógica, que sabe dónde caminar a y determinado a limpiar Oaxaca.

Recuerde usted está sucesión de eventos semanas atrás: 7 bloqueos en la capital, incrndio de pastizales de instituciones educativas; el gobernador Murat en la CONAGO con el Presidente Peña Nieto; y al siguiente díá, el General Cien Fuegos en diferentes puntos de Oaxaca.

Los políticos pedestres piensan que el gobernador va a jugar su juego; creen que ignora las traiciones y los egoísmos; las charlas en los pasillos del legislativo, donde se le va minimizando de más a menos.

Creyeron que su juventud ameritaba solamente La foto y superficiales anuncios. Creyeron que al primer balazo iba a salir corriendo del estado.

Poco a poco comienza a ganarse un respeto que le negaban y le regateaban.

Hoy tenemos un gobernador con todas sus letras. Que visita el estado, que sabe para qué sirve el poder, que lo aplica, que no tiene miedo ni empacho en encarar al más temido, siempre que sea como ejemplo para todos nosotros.

En Oaxaca no hay intocables, ni vicegobernadores, ni gobierno compartido. Gobernador hay uno y la visita de Cienfuegos, amén de cualquier otra, tiene la siguiente lectura:

“El Presidente de México es el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas” y las Fuerzas Armadas representan, nada más ni nada menos que el monopolio legítimo de la violencia organizada,

Hay gobernador con mano dura (Se nota cada vez más) y todo el respaldo de las instituciones de México. Nos necesita de su lado, porque él está del lado de un Oaxaca que viva sin miedo.

@MoisesMolina

Comentarios

Comentarios

13 Febrero, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Image Banner
Image Banner
Síguenos en Twitter
Siguenos en Facebook
El Piñero de la cuenca

El Piñero de la Cuenca es un medio de información con 30 años de vida; es un proyecto integrado por periodistas y profesionales de la comunicación comprometidos con las causas justas y sociales.

Image Banner
Image Banner