POLÍTICA, PORTADA

Expediente 2017: Gina, en el ojo del huracán

 

Luis Velázquez

Veracruz.-Del duartazgo a la yunicidad, una mujer sufrió una transformación insólita. Entonces, el gabinete legal y ampliado se le cuadraba y le llamaba “vicegobernadora”. Ahora, está en la mira del gobierno azul. Y el vocero le integra una denuncia penal, entre otras cositas, por enriquecimiento ilícito.

Ella, claro, alista su defensa. Pero mientras, la leyenda bíblica se confirma. “Los carniceros de hoy serán las reses del mañana”.

Incluso, antes de que ser llevada a un juicio penal, en caso de que así sea, ha sido condenada por una parte de sus colegas a quienes antes sirvió.

Hija, como decía Luis Donaldo Colosio, de “la cultura del esfuerzo”, Gina Domínguez vive horas adversas, igual que otros duartistas (Arturo Bermúdez, Tarek Abdalá y Alberto Silva, y los ex secretarios de Salud tanto del fidelato como del duartazgo, por ejemplo).

En Quintana Roo, donde iniciara como reportera en la dirección de Comunicación Social, terminó de vocera y gente cercana a Mario Villanueva, el exgobernador condenado en México y Estados Unidos por delincuencia organizada.

Luego, regresó a Xalapa, su centro de operaciones, y ligada a Rosa Margarita Borunda de Herrera en el Fidelato se le filtró a Duarte a través de Karime Macías, y en un dos por tres, con el doctorado en la ribera maya, se adueñó de las neuronas, el corazón y el hígado de la pareja gubernamental.

Y aun cuando según las versiones terminó mal con Fidel y Borunda, vivió una luna de miel con Duarte y Karime.

“En la plenitud del pinche poder”, hizo y deshizo.

Por ejemplo, sometió desde reporteros y columnistas hasta magnates periodísticos.

Incluso, en la fama pública se habla de un Cartel de Palacio, diaristas encargados de reventar entrevistas de prensa incómodas así como lanzar preguntas como traje a la medida para felicidad y satisfacción del prófugo de la justicia.

Además, y sólo como “joya de la corona”, utilizaba a una parte de los medios para el rafagueo tipo R-15 en contra de los políticos indeseables al duartazgo, como el caso de la caída de Juan Vergel como presidente del CDE del PRD.

A una parte sustancial de los dueños de los medios, por ejemplo, sometió a través de los convenios, en que ninguno podía tocar al góber, a la esposa y al su suegro ni al gabinete legal.

Y si medio lo hacía, entonces, simple y llanamente, ordenaba a la secretaría de Finanzas y Planeación congelar el subsidio mensual y los medios temblaban, y se sometían de nuevo.

Y de paso, claro, lo que ahora le están ventilando. Residencias, empresas radiofónicas, medios impresos y hasta restaurantes (Notiver, 14 de febrero, día heroico de la amistad y del amor).

Hasta Juana de Arco del siglo XXI en Veracruz le bautizaron sus apologistas.

 

VIENTOS HURACANADOS

 

Todavía peor:

El gobernador ha anunciado que interpondrá denuncia penal en contra de Gina Domínguez y Alberto Silva, involucrados, entre otras cositas, en empresas fantasmas.

Y uno y otro habrán de rendir cuentas sobre los ocho mil 548 millones de pesos del presupuesto oficial gastados, ni más ni menos, en una lista tan interminable como insólita que significan periódicos, revistas, radiodifusoras, televisoras, páginas web , columnistas y caricaturistas, además de espectaculares, impresiones, vallas móviles y hasta pintura vinil.

Peor tantito:

En la lista negra aparecen medios y empresas que nadie conoce ni tampoco figuran en el registro, digamos, de la secretaría de Finanzas y Planeación, y/o en su equivalente, la secretaría de Relaciones Exteriores, donde las empresas del país han de inscribirse.

Más aún: la yunicidad vislumbra que Gina alistaría las maletas para quemar sus naves en Veracruz y regresar a Cancún, donde, han filtrado, adquirió una red de radiodifusoras.

Vaya el lector a saber, el caso es que los vientos en su contra están “a tiro por viaje” y dadas las circunstancias (Duarte “a salto de mata” desde hace 122 días), vientos huracanados.

 

LLUEVE LODO POR TODOS LADOS

 

Con ironía, la ex vocera da las gracias en el twitter a quienes se ocupan de ella porque, dice, la quieren mucho.

Pero además de la denuncia penal anunciada por el Yunes azul está ya la denuncia ante la Fiscalía por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada, usurpación de funciones, fraude y abuso de confianza del abogado Tomás Mundo Arriasa, ex director de Tránsito en el sexenio de Miguel Alemán Velazco, y que defiende a una persona agraviada.

Desde luego, en las horas turbulentas está lloviendo lodo por todos lados. Entre los duartistas han llegado a una sicosis. Varios se han amparado. Otros enfrentan denuncias penales. Unos, desafueros. Otros más, temen un cuartelazo, un sabadazo, una delación. Unos más, tienden puentes de plata para lograr el perdón azul.

Hay quienes, se afirma, han devuelto parte de sus bienes “robados” en el sexenio anterior… a cambio del olvido.

Incluso, y en las horas que corren hay quienes están satanizando a Gina recordándole su pasado lejano de austeridad y modestia, tiempo de vacas flacas, y el tiempo del duartazgo, vacas gordas, en que se creyó la jefa máxima de la revolución priista, a tal grado que hasta en ideóloga tricolor concluyera en la fundación Colosio.

La vida, ni modo, es así de compleja y misteriosa, rara y extraña, polémica y contradictoria.

Gina, en el ojo del huracán.

En París, uno de sus examigos, Andrés Timoteo, la estará recordando con la piel herida por lo que fueron y el infierno en que ella solita se fue hundiendo.

 

 

Comentarios

Comentarios

16 febrero, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Image Banner
Image Banner
Síguenos en Twitter
Siguenos en Facebook
El Piñero de la cuenca

El Piñero de la Cuenca es un medio de información con 30 años de vida; es un proyecto integrado por periodistas y profesionales de la comunicación comprometidos con las causas justas y sociales.

Image Banner
Image Banner