Redacción EL PIÑERO

Loma Bonita, Oaxaca.–   Loma Bonita, una ciudad con más de 45 mil habitantes, solo cuenta con tres patrullas, un escenario que exhibe crisis de seguridad pública y que, hasta el momento, es un tema ignorado por las autoridades municipales.

 

Mientras el presidente municipal Nahim Morales estrena moderno camionetón y acelera la construcción de su nueva casa, la población se mantiene amén de la suerte ante los golpes de la delincuencia que se campea con libertad.

De tajo y de forma inexplicable, Morales Elvira quitó la seguridad en las unidades deportivas y en la zona centro, en donde, por la noche, es evidente la ausencia de policías que brinden protección.

 

Si el caso urbano registra golpes delictivos cotidianamente y ante la falta de patrullas, las más de 40 comunidades rurales que integran a este municipio se encuentran a merced de la buena suerte y a la bondad de Dios, pues en sus terrenos no llegan los policías.

En ese contexto, los policías municipales son los menos culpables de la precaria situación que existe, pues obedecen a intereses que se niegan a brindarles mayores apoyos; trabajan sin equipos de protección ni armamento debido. Además de mantenerlos en un cuartel deprimente e indigno que no se ha rehabilitado en los últimos gobiernos perredistas.

Comentarios

Comentarios