Vicente Bello

Ciudad de México.- Que a los menús de  los comedores comunitarios en todo el país les sean incorporados productos agrícolas locales y regionales, planteó ayer el Senado de la República mediante un exhorto a la Secretaría de Desarrollo Social (]Sedesol).

 

El propósito, se argumentó, es que con frutas y verduras, que la tarcera parte de estudiantes de todo el país no consumen, ayuden a revertir la mala alimentación entre quienes están dedicados a crecer y a estudiar.

 

El Senado solicita también a la Sedesol rinda un informe sobre “las acciones gubernamentales articuladas a partir de la Declaratoria de la Emergencia Epidemiológica contra la Diabetes EE-4-2016”.

 

Los senadores citaron el estudio de la Universidad del Valle de México titulado Hábitos de Alimentación en Niños, la Perspectiva del Niño y la mamá, en el que se afirma que “una tercera parte de los niños y jóvenes, de escuelas públicas y privadas, no consumen ni una fruta o verdura al día”.

 

Pero además, “tres cuartas partes de los estudiantes comen cuatro o más porciones de cereales diariamente, la mayoría con un alto índice de azúcar; y 91 por ciento consume seis o más porciones de bebidas azucaradas, como refrescos, jugos y aguas de sabor”.

 

En el caso de la diabetes, dijo el Senado, “es un padecimiento que en 2015 generó más de 98 mil muertes y actualmente afecta a 11 millones de adultos”.

 

El exhorto se sustenta en un dato: la Sedesol instaló en todo el país 10 mil 38 comedores comunitarios, como parte del programa conocido como Cruzada Nacional contra el hambre.

Comentarios

Comentarios