DEPORTES

Bruno, el arquero que mató a su novia y que alimentó a los perros con el cuerpo, vuelve al fútbol

Por Marilia Brochetto, Shasta Darlington, CNN

Rio de Janeiro (CNN) – Después de cumplir siete años de prisión por matar a su exnovia y darle su cuerpo a los perros para que se lo comieran, el guardameta brasileño Bruno Fernandes de Souza regresa de forma polémica a la actividad profesional, al firmar con el Boa Esporte por los próximos dos años.

Los aficionados y patrocinadores del equipo brasileño de segunda división rápidamente protestaron por la decisión, pero hasta el momento el Boa Esporte no se arrepiente de ella.

En una publicación en su página de Facebook, el presidente del Boa Esporte, Rone Moraes da Costa, dice que el equipo no comete ningún delito al firmar al jugador de 32 años, quien antes jugó para uno de los clubes más famosos de Brasil, el Flamengo, y era favorito para integrar la selección de su país.

Podría estar de vuelta en acción dentro de un mes y medio.

 

El guardameta Bruno ha firmado un contrato de dos años con el Boa Esporte.

“El Boa Esporte Clube no fue responsable de soltar y liberar al Bruno”, dijo Da Costa, quien agregó que el club “le está dando trabajo a quienes pretenden recuperarse”.

Bruno “merece una nueva oportunidad como profesional”, dijo el equipo en una publicación separada. “El club no tiene relación con las acciones personales de Bruno, ni con su pasado, habiendo contratado sólo al profesional”.

Crimen y condena

En el 2010, fue arrestado y tres años más tarde declarado culpable de homicidio, secuestro y de esconder el cuerpo de su exnovia Eliza Samudio. Fue condenado a 22 años de cárcel.

Bruno, su amante y su exesposa estaban entre las nueve personas acusadas de torturar y asesinar a Samudio, quien había estado tratando de probar que había engendrado un hijo suyo.

La exesposa del jugador, que también estaba en juicio, fue absuelta de la acusación de secuestrar al niño.

El cuerpo de Samudio nunca fue encontrado, pero el primo del guardameta le dijo a la corte que Samudio había estado exigiendo dinero para mantener a su hijo y que había ayudado a desmembrar su cuerpo para dárselo como alimento a los perros.

En un sorprendente giro de los acontecimientos, Bruno fue puesto en libertad el mes pasado por un tecnicismo, mientras que sus abogados preparan una apelación.

Reacción y protesta pública

En los últimos días, el Boa Esporte perdió a varios de sus patrocinadores, incluyendo al principal, Grupo Góis & Silva, así como a su proveedor de indumentaria deportiva, Kanxa.

Los usuarios de redes sociales también han expresado sus opiniones. El usuario de Twitter Maycon dos Santos aseguró: “¡El portero Bruno es un asesino! ¡Boa Esporte, la vergüenza no es suficiente! ¡En Brasil el cambio de valores es absurdo!”.

El usuario Célio Ramírez añadió: “Es increíble que el cerebro de un asesinato sea contratado en el fútbol tan pronto sale de la cárcel y otros pelean toda la vida por un trabajo”.

Una petición en Change.org, organizada por el movimiento Somos Todos Víctimas Unidas, se ha manifestado en contra de la contratación de Bruno por el Boa Esporte, transmitiendo el mensaje a “todos los presidentes y directores de clubes de fútbol nuestra total repugnancia por el hecho de que un símbolo de la MUERTE vista un uniforme”. La petición había alcanzado cerca de 35.000 firmas.

Algunos, sin embargo, apoyaron la decisión del Boa Esporte. El usuario de Twitter Raphael Odilon afirmó: “El portero Bruno cometió un delito y pagó por ello”.

Bruno aún no ha comentado sobre su regreso al fútbol, pero el Boa Esporte dice que lo pondrá a disposición para una conferencia de prensa en cualquier momento.

Bruno, el arquero que mató a su novia y que alimentó a los perros con el cuerpo, vuelve al fútbol

Comentarios

Comentarios

17 Marzo, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Twitter
Siguenos en Facebook
El Piñero de la cuenca

El Piñero de la Cuenca es un medio de información con 30 años de vida; es un proyecto integrado por periodistas y profesionales de la comunicación comprometidos con las causas justas y sociales.