De la corresponsalía

Tuxtepec, Oaxaca.- Debido a un acuerdo que se estableció en las oficinas de SEGEGO, la mañana de este viernes fue liberado  el palacio municipal de San Lucas Ojitlan, el cual permanecía tomado por miembros de la organización social CORECHIMA FIPI.

 

La denuncia de los protestantes es que el partido al que representa el presidente municipal de Ojitlán no les ha cumplido con acuerdos de campaña, siendo ese el motivo por el cual tenían tomada las instalaciones.

Comentarios

Comentarios