Jesús Ruiz / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Xalapa, Veracruz.- Pese a la oposición de los 12 diputados de MORENA, los legisladores del PAN, PRD, PRI, PVEM, del grupo mixto Juntos por Veracruz, así como los dos legisladores independientes, validaron la segunda propuesta de reestructuración de la deuda pública enviada por el Ejecutivo. Durante la sesión extraordinaria de este martes los legisladores aprobaron dicho proyecto con 38 votos a favor, ninguna abstención y 12 votos en contra, todos de los legisladores morenistas.

Hay que recordar que Veracruz está comprometido con 21 créditos por hasta 46 mil millones de pesos, sin embargo ahora podrá ampliar el plazo de pago hasta 30 años. A diferencia de la primera propuesta que fue rechazada el martes pasado, el nuevo dictamen marca la obligación que tendrá la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) de publicar en su portal de transparencia fiscal, la información de las operaciones de contratación, reestructura o refinanciamiento que se deriven de la misma.

Cabe precisar que la deuda contratada por los ex gobernadores Miguel Alemán Velasco, Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, se deben 41 mil 501 millones 725 mil 2 pesos, monto preciso que será renegociado para ampliar los plazos de pago a máximo 30 años, liberando parte de los recursos comprometidos para el pago de ese pasivo. El dictamen especifica que los créditos a renegociar corresponden a los inscritos en el Registro Único de Financiamientos y Obligaciones de Entidades Federativas y Municipios que tienen como deudor obligado al Gobierno del Estado, es decir, los contraídos con instituciones bancarias como Ban Bajío, Banobras, Banorte, Banamex, Multiva, Santander, Inbursa, entre otras. De esta manera, los diputados locales autorizaron al Ejecutivo estatal a celebrar las operaciones mediante la emisión de bonos, valores, certificados u otros títulos de deuda pública en los mercados financieros mexicanos.

Durante la ronda de posicionamientos, el coordinador de los diputados del PAN, Sergio Hernández Hernández, resaltó la inclusión del artículo transitorio que obliga a la SEFIPLAN a transparentar el gasto de los remanentes que se generen con la reestructuración.

“Hoy no debe de ganar ningún grupo legislativo, hoy no debe de ganar el Poder Ejecutivo, hoy deben de ganar los veracruzanos”, planteó el también presidente de la Junta de Coordinación Política en la tribuna del Recinto Oficial de Sesiones.

Por su parte, el coordinador del Grupo Mixto “Juntos por Veracruz”, Fernando Kuri Kuri, pidió que se dejen de lado los discursos catastrofistas y se trabaje por el bien de Veracruz.

En tribuna, criticó que a 100 días del gobierno actual no se tengan registradas las deudas a corto y largo plazo y con proveedores; no obstante, destacó que luego de la reunión con la secretaria de Finanzas, Clementina Guerrero, hubo “luz en la oscuridad”.

Kuri Kuri dijo que si bien la reestructura “no es la panacea”, la fracción que dirige le dará un voto “condicionado”, esperando que el Ejecutivo pague a los diferentes sectores. Por su parte, la coordinadora del Grupo Legislativo del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jazmín de los Ángeles Copete Zapot, afirmó que la reestructuración de la deuda permitirá al Gobierno Estatal tener un flujo de efectivo de entre mil 400 y mil 700 millones de pesos este año.

Aplaudió que figuras como el senador, José Francisco Yunes Zorrilla, reconociera que era necesaria la renegociación del pasivo que mantiene la entidad con las instituciones financieras privadas y adicionó que el hecho de que el pasado martes no se aprobara el primer dictamen, significa que en el Congreso hay debate.

Por su parte, el líder de la bancada del PRI, Juan Nicolás Callejas Roldán, dijo que sus compañeros no se opusieron al primer dictamen de la reestructuración de la deuda por cuestiones políticas, sino porque no se especificaban las acciones a tomar para contender el gasto y el uso de los recursos que se recibirían con el refinanciamiento del pasivo. Agregó que la nueva propuesta debe de ir acompañada de una reducción del gasto público, junto con un programa que atienda la emergencia financiera de la entidad al que tienen que sumarse todas las instancias del sector público.

“No descartamos la reducción de sueldos siempre que esto sea parejo y afecte a todas las instancias y que estemos dispuestos todos a entrarle para darle a Veracruz también una oportunidad de que salga de la deuda “El recorte debe de ser tanto al Congreso como gobierno, así como las instituciones que dependen del mismo”, planteó el legislador del tricolor.

Finalmente, el coordinador del Grupo Legislativo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), dijo que el dictamen de reestructuración que se les presentó este día para su discusión es esencialmente el mismo que rechazaron el pasado martes, y solo presenta “adecuaciones cosméticas”.

Al calificar la sesión extraordinaria como “sin sorpresa”, le preguntó a su homólogo del PRI, Juan Nicolás Callejas Roldán, dónde está la transparencia a la que se refirió cuando subió a tribuna, si el texto no muestra las tasas de interés y demás datos financieros sobre la renegociación.

Cruz Malpica criticó que se quiera otorgar a una empresa el procedimiento de reestructuración de la deuda, estimándose un pago entre 186 y mil millones de pesos para que haga ese trabajo, cuando la secretaria de Finanzas, Clementina Guerrero, puede hacerlo o la gente capacitada que hay en dicha dependencia.

Asimismo añadió que con esa estrategia de refinanciamiento le costaría a los veracruzanos 34 mil millones de pesos en los primeros diez años por las operaciones que hoy se dictaminan, faltando 27 años más para pagar la totalidad de pasivos.

 

Comentarios

Comentarios